David Cuño Tarriño. / HOY

«Esta festividad es una de las más importantes en el calendario local»

David Cuño Tarriño. Presidente de la Asociación de Amigos del Corpus

Gloria Jover
GLORIA JOVER

La Asociación Amigos del Corpus Christi de San Vicente de Alcántara fue fundada en el año 2011, fecha en la que esta tradición tan arraigada fue nombrada Fiesta de Interés Turístico Regional de Extremadura. Esta asociación pretende velar, proteger y ensalzar la tradicional festividad, fomentando y difundiendo la celebración, así como manteniendo las históricas costumbres.

Además, se trata de un punto de unión y de conexión de los vecinos que año tras año hacen posible que se lleven a cabo los diferentes preparativos con las instituciones que apuestan por el Corpus.

Si alguien conoce al detalle esta celebración es su presidente, David Cuño, quien lleva en la presidencia desde 2017. Por ello, desde el Diario HOY, hemos querido conocer de primera mano su opinión y sensaciones sobre la festividad.

El Corpus Christi es Fiesta de Interés Turístico Regional desde el 2011, ¿se espera que llegue a ser de interés turístico nacional?

—Es una ilusión muy grande y daría a la fiesta un impulso tremendo, pero somos conscientes de que es un camino largo y complicado. En estos momentos el Corpus Christi es muy conocido en nuestra tierra gracias al posicionamiento que le dio la declaración como Fiesta de Interés Turístico Regional en 2011 y a la repercusión que cada año tiene en los medios de comunicación extremeños. Sin embargo, creo que el requisito más costoso para el reconocimiento nacional es la difusión en medios de comunicación nacionales, lo cual es complicado que te hagan caso y cubran la fiesta, y muy caro financiar publicidad en ellos. Lo seguiremos intentando y buscando el modo de llegar a todos los requisitos que se piden para ser Fiesta de Interés Turístico Nacional.

—Tras estos años sin celebrarse, ¿qué se espera del regreso de esta demostración de arte efímero?

—Se esperan muchas cosas. Entre ellas, volver a disfrutar de esos días de convivencia, charlas y risas con los vecinos de toda la vida o con la gente que llega de otras calles para echar una mano, disfrutar de nuestras calles luciendo como solo lo hacen en el día del Corpus y, sobre todo, recibir con los brazos abiertos a las miles de personas que eligen San Vicente de Alcántara y el Corpus Christi para disfrutar de su fin de semana conociendo nuestras tradiciones y, por supuesto, nuestra gastronomía inundando los negocios hosteleros.

—¿Habrá alguna novedad este año?

—Novedad como tal no. Junto con el Ayuntamiento y la Hermandad de las Tres Glorias hemos organizado un atractivo programa de actividades complementarias a lo que es el alfombrado de las calles, tal y como hicimos en 2019. Tendremos el acto inaugural con los discursos de las distintas partes implicadas y el concierto de Mansaborá Folk, el II Certamen de Alfombras Infantiles, un mercado de artesanía y la ya tradicional tienda de recuerdos de la fiesta de nuestra asociación en la ermita de Santa Ana.

—¿Cuáles van a ser los motivos decorativos principales que vistan este año las calles de San Vicente de Alcántara?

—La decoración, como siempre, es dispar. Desde figuras geométricas hasta motivos florales y, como no puede ser de otra manera, motivos religiosos. Es una elección libre de los vecinos de cada calle y siempre sorprenden con alguna alfombra que representa algo conocido, como hará la zona baja de la calle Hernán Cortés, pero que no puedo desvelar.

—¿Cuál es la función de la Asociación de Amigos del Corpus Christi?

—La función principal es la de servir de nexo de unión entre las instituciones que apoyan y financian la fiesta y la organización vecinal que se viene desarrollando desde el año 1981. Desde la asociación se gestionan los fondos que el Ayuntamiento de San Vicente de Alcántara aporta a la fiesta y que se destinan a la compra de materiales para poder confeccionar las alfombras. Lógicamente, también es esa figura en la que los vecinos se apoyan para transmitir sus inquietudes, ideas, nuevas aportaciones, etc.

—¿Qué significa para la localidad esta festividad?

—Sin duda, es un acontecimiento, y me atrevería a decir que es el día más grande de todo el año. Es cierto que San Vicente cuenta con multitud de fiestas, pero la implicación que se ve de cientos de personas en un mismo fin no es algo que se repita en otras ocasiones. El pueblo se viste de gala, los sanvicenteños nos echamos a la calle y nos visitan miles de personas. Para mí, es el día más especial de los 365 días del año.

—¿Cuándo comienzan con los preparativos? ¿Cuánta gente colabora?

—Las reuniones suelen comenzar dos o tres meses antes para ir organizando todo e ir puliendo las ideas que puedan surgir, aunque el acopio de serrín y virutas, por ejemplo, es una constante a lo largo del año. Las labores de teñido, que es cuando realmente ya se entra en materia, comienza unos 20 días antes de la fiesta, y ya se está trabajando hasta el propio día del Corpus. Aunque no se ha hecho un cálculo exacto del número de personas que colabora, aproximadamente son unos 600 sanvicenteños los que participan activamente en la elaboración de las alfombras.

—En la elaboración de las alfombras se emplean materiales como el serrín de corcho, las virutas de madera, la sal y los tintes. ¿Cómo se obtienen estos materiales? ¿Qué cantidad se usa?

—Los materiales los adquirimos dentro y fuera de la localidad. En el caso de las virutas de maderas las compramos en dos carpinterías diferentes, una de Santa Marta de los Barros y otra del Casar de Cáceres. La carpintería local Batalla siempre hace un donativo de sacos de virutas contribuyendo a la festividad.

Otro de los materiales es el serrín de corcho, donado por la empresa sanvicenteña Granulext. La sal la adquirimos a través de las panaderías del pueblo y los tintes en las diferentes ferreterías y droguerías. Este año hemos usado unos 2.000 kilos de virutas; 600 kilos de serrín de corcho; 750 kilos de sal y 200 litros de tintes que mezclados con agua se convierten en 5.000 litros.

—¿Qué repercusión tuvo participar el año pasado en la Alfombra mundial con motivo del año Xacobeo 2021?

—La repercusión fue importante. El hecho de que fuera un proyecto a nivel mundial, en el que participaban todas las ciudades que celebran alguna de sus fiestas alfombrando sus calles, hizo que despertara bastante inquietud y muchos medios de comunicación llamaron y vinieron hasta San Vicente para hacerse eco del evento.