Centro deportivo municipal 'Aquasierra'.

El gimnasio Aquasierra ampliará sus instalaciones

Las obras de ampliación se acometerán con la financiación conjunta del Ayuntamiento de San Vicente de Alcántara y la Diputación de Badajoz

REDACCIÓN

El pasado jueves 23 de junio el pleno del Ayuntamiento de San Vicente de Alcántara aprobó por unanimidad la creación de crédito extraordinario incorporando remanente líquido de tesorería por un montante de 310.000,00€ para acometer la ampliación del Centro Deportivo Municipal Aquasierra. A ello se une el convenio de colaboración firmado con la Diputación de Badajoz, quien aporta 250.000,00€.

El centro, con una superficie útil de casi 1.000 m2, en estos momentos cuenta con piscina climatizada provista de un vaso de 9 x 25 metros, sala de fitness, sala de actividades dirigidas, sala de spinning y tres pistas de pádel. Sin embargo, con el paso de los años desde su inauguración en marzo de 2014, se ha convertido en un referente comarcal en el ámbito deportivo y de la salud para todas las edades y condición física, contando en la actualidad con casi 700 socios. Llegados a este punto, las instalaciones se han quedado insuficientes para prestar el servicio adecuado a sus usuarios y precisa de una ambiciosa ampliación.

Otra piscina y ampliación de espacios ya existentes

El proyecto de obras ya elaborado presenta la construcción de una nueva nave tras la actual que albergará en la planta baja una segunda piscina climatizada de 9 x 9 metros con fines terapéuticos. El vaso contará con menor profundidad que la ya existente y con una rampa que permita un fácil acceso y caminar dentro del agua caliente. Además, en ella se podrán llevar a cabo los cursos de iniciación de natación para las edades más tempranas.

La planta alta servirá para ampliar la sala de fitness y de actividades dirigidas actual con un nuevo espacio de casi 200 m 2 . Con esta ampliación la actual nave se dedicará en exclusiva a sala de fitness, dotándola de toda la maquinaria necesaria, y el espacio restante permitirá desarrollar las actividades dirigidas con mayor desahogo.

Como novedad, también se construirá una nueva escalera de acceso al gimnasio directamente desde la zona de vestuarios, quedando las escaleras actuales a disposición del personal laboral del centro.

En declaraciones de Andrés Hernáiz, alcalde de San Vicente de Alcántara «creo que es un buen momento para llevar a cabo esta ampliación. El deporte en San Vicente es una religión y así lo estamos demostrando. Además, pondremos de nuevo todo nuestro empeño en hacer eficientes al 100% las instalaciones, siendo una realidad que esa sostenibilidad y eficiencia energética es el secreto para mantener los puestos de trabajo, unas cuotas asequibles para las familias y ofrecer todos los servicios posibles».

Piscina climatizada, sala de máquinas y pistas de pádel.

Edificio sostenible

Con la premisa de lograr la máxima eficiencia energética, Aquasierra cuenta desde su construcción con el compromiso del uso de energías renovables como la biomasa y la solar térmica, logrando al mismo tiempo una instalación muy respetuosa con el medio ambiente.

La principal fuente de energía para calefactar el centro la constituye una caldera de biomasa policombustible, es decir, que puede ser alimentada por astillas u otros subproductos como hueso de aceituna, pellets, residuos de corcho, etc., con una potencia de 220 kw.

Por otra parte, en la cubierta del edificio cuenta con un total de 94 m 2 de captadores solares que cubren prácticamente el total de la demanda de agua caliente sanitaria. Además, contribuye al mantenimiento de la temperatura del agua del vaso.

La instalación se completa con equipos de última generación en tratamiento y acondicionamiento del aire: una deshumectadora que recupera el calor de condensación del recinto de la piscina y unidades climatizadoras con tratamiento de aire para el resto de las dependencias.

La instalación de estos equipos ha permitido un ahorro económico de entre el 60 y el 70% respecto a lo que hubiera supuesto emplear combustibles convencionales (gasóleo), así como una reducción de emisiones anual de 110.850 kg de CO2 a la atmósfera (gas de efecto invernadero). El gasto diario de la instalación supone al consistorio sanvicenteño unos 50€.