Borrar
Los costaleros portan al Amarrao, al fondo, la Nuestra Señora del Rosario. CEDIDA
La localidad disfrutó de la Semana Santa a pesar de la lluvia y el mal tiempo

La localidad disfrutó de la Semana Santa a pesar de la lluvia y el mal tiempo

De las 11 estaciones de penitencia que estaban programadas, los sanvicenteños pudieron contemplar ocho. Las imágenes del Jueves Santo y la madrugada del Viernes Santo no salieron

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 29 de abril 2024, 11:07

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las intensas lluvias y el mal tiempo dieron cierto respiro a la Semana Santa de San Vicente de Alcántara.

A pesar de las previsiones climatológicas y al agua que cayó en la localidad, de los 11 pasos procesionales que estaban previstos, ocho pudieron realizar su recorrido acompañados de sus fieles.

El Jueves Santo fue el día más castigado por la lluvia, que impidió que la procesión del encuentro del Cristo del Calvario con Nuestra Señora de los Dolores se celebrase. Tampoco salió a la calle el Cristo de la Sangre. Como alternativa se hizo un vía crucis dentro de la parroquia.

La mañana del Viernes Santo amainó la tomenta lo que permitió que la primera procesión programada pudiera desfilar. Al caer la tarde, el Santo Entierro pudo desfilar junto a la Dolorosa, pero a última hora cambió su habitual recorrido. El resto de las procesiones recorrieron las calles de la Ciudad del Corcho sin problema.

Imagen principal - La localidad disfrutó de la Semana Santa a pesar de la lluvia y el mal tiempo
Imagen secundaria 1 - La localidad disfrutó de la Semana Santa a pesar de la lluvia y el mal tiempo
Imagen secundaria 2 - La localidad disfrutó de la Semana Santa a pesar de la lluvia y el mal tiempo

Representaciones fieles

La Semana Santa sanvicenteña representa fielmente la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo; es decir, desde que Jesús llega a Jerusalén proclamado Salvador, hasta que es procesado, muerto y enterrado y resucitado al tercer día. Una tradición que se organiza durante meses a través de las siete hermandades, cofradías y agrupaciones parroquiales que la hacen posible, siempre al amparo de la Junta Local de Hermandades y Cofradías.

Con el paso de los años, la localidad ha sabido adaptarse a ese relieve particular y original que sobrepasa el sentido estrictamente religioso para invadir el terreno del arte, de la música cofrade, del folklore popular y el de la repercusión económica en la hostelería y en el turismo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios