HOY

Así son por dentro los nuevos trenes que circularán por Extremadura

Los nuevos S-730 son convoyes de segunda mano que han estado funcionando hasta ahora en Galicia

LUIS EXPÓSITO Badajoz

A falta de que Seguridad Ferroviaria dé su visto bueno definitivo y se sustancie la formación de los maquinistas, todo está listo para que dentro de unas tres semanas arranque el nuevo servicio ferroviario en Extremadura.

Como es sabido, gracias a la nueva vía que se ha construido circularán por Extremadura trenes de la serie 730 de Talgo, los conocidos como Alvia, que complementarán a los media distancia 598 y 599 que operan hasta ahora. De momento, entre Badajoz y Plasencia usarán los motores diésel que tienen debido a que la vía aún no tiene catenaria. Cuando esto suceda podrán recurrir a sus motores eléctricos debido a que son locomotoras híbridas. Sin embargo, el horizonte del AVE todavía queda lejos, puesto que entre el límite de la provincia de Cáceres y el enlace con la línea Madrid-Sevilla en Toledo no tiene no siquiera el proyecto de obra.

Además de ser más rápidos, los nuevos S-730 son más cómodos. Se trata de trenes de segunda mano que han estado funcionando hasta ahora en Galicia, pero que han sido remodelados en los talleres que Talgo tiene en Las Matas (Madrid). Estos trabajos han permitido mejorar el interiorismo y confort de los trenes.

Renfe invertido más de 11 millones de euros en la renovación de 14 trenes de esta serie 730. Como viene contando HOY, y se puede apreciar en las fotografías adjuntas, las mejoras incluyen el cambio de la moqueta actual del piso por flotex, y de la tapicería de las butacas por piel (similar a los S-106). También se han colocado 'cartelas' en los portaequipajes, se ha mejorado estéticamente los aseos, y se han reemplazado los teleindicadores exteriores e interiores, y de la iluminación actual por LED en coche cafetería, vestíbulos, luces de lectura y salas de viajeros. igualmente, se han pìntado el exterior de los trenes.

Según informa Renfe, los sistemas de señalización que incorpora (ERTMS, LZB y ASFA digital) garantizan la interoperabilidad por toda la red ferroviaria española y completan el cuadro técnico de uno de los trenes de alta velocidad más versátiles del mundo.

Pruebas de fiabilidad

El pasado 21 de marzo, Adif comenzó las pruebas de fiabilidad en el tramo Plasencia/Monfragüe-Cáceres-Bif. Peñas Blancas. Estos test se acometieron una vez se considera que la infraestructura está en condiciones similares a las de explotación y sus recorridos se encajan en el esquema de futuros horarios de trenes comerciales. Son recorridos previos a la explotación comercial en los que se alcanzan distintas velocidades que permiten comprobar la fiabilidad de las instalaciones. A su vez sirven para ajustar y comprobar los tiempos de recorrido, en materia de puntualidad.

Para la realización de estas pruebas de fiabilidad se utilizaron dos trenes Alvia de la serie S-730, lo que ha permitido que, junto a las pruebas de fiabilidad de esta nueva infraestructura, se lleven a cabo las pruebas para la homologación de material en este trazado, con el fin de obtener el certificado en ruta que permitirá a los trenes circular por la nueva vía.